Cuidados y Limpieza

CUIDADOS DE LA PRÓTESIS

(Se recomienda leer detenidamente antes de comenzar con el uso de prótesis ocular)

Al colocar y quitar la prótesis tenga cuidado de lavarse muy bien sus manos.

Se recomienda retirar la prótesis todos los días para limpieza de la cavidad y/o el ojo, pero esta indicación no es general para todas las personas porque algunas cavidades son mas sensibles que otras y el hecho de remover diariamente la prótesis puede producir mayores molestias; es decir que el profesional orientará a cada paciente sobre cual es la mejor indicación para cada caso en particular.

En caso de optar por retirarla diariamente, por lo general se puede habituar hacerlo durante las mañanas en el momento de su aseo personal y también antes de ir a dormirse.

Cuando el ojo ha sido enucleado las indicaciones acerca de si dormir ó no con la prótesis varían de un paciente a otro, no habiendo una regla fija para todos; aunque se pueden encontrar distintas opiniones de profesionales sobre este punto, no existiendo trabajos científicos que avalen la conveniencia de una ú otra recomendación.

Nunca se retire la prótesis por varios días ya que la cavidad se puede contraer y cuando vaya a colocarse la misma puede presentarse dificultades para hacerlo o no lograrlo.

LIMPIEZA

Para la limpieza de la prótesis se puede utilizar los líquidos para lentes de contacto flexibles ó de gas permeable, que pueden ser un limpiador y un humectante ó un multipropósito que cumple ambas funciones de limpieza y humectación.

Durante el día es importante mantener una buena lubricación mediante la instilación de un colirio ó gel humectante; nuestra recomendación es la utilización de gel ó ungüento oftálmico debido a que éstos tienen una acción más duradera que las gotas

Para colocarse un colirio en la prótesis no es necesario quitársela, se puede instilar de la misma forma que en el ojo sano.

Al retirarse la prótesis se puede conservar en un estuche seco, teniendo la precaución de higienizarla cuidosamente antes de su uso.

CONTROLES

Cuando es un paciente de primera vez los controles deben ser más cercanos en el tiempo, como ejemplo podemos hablar de concurrir al gabinete de adaptación cada 2 meses; pero luego del año de uso con una visita 2 veces al año es aconsejado.

Se debe recordar que el material de la pieza protésica está fabricada con polímeros

que requieren de un pulido anual.

SECRECIÓN

Es importante tener en cuenta que es común que aparezca una secreción (similar a una “lagaña” espesa) que no debe alarmar al paciente dado que al principio es normal que esto suceda.

Luego con el tiempo ésta mucosidad debe ir disminuyendo, pero en caso de ser persistente y en ocasiones estéticamente molesta, se debe concurrir al profesional para averiguar su origen y aconsejar un tratamiento a efectos de atenuar su aparición.

Cuando aparezcan cuadros de resfríos o gripes esta secreción puede incrementarse.

DURACIÓN DE LA PROTESIS

No hay respuesta definitiva para esta pregunta, siendo distinto en los niños cada 1 ó 2 años (según el crecimiento de éste) y en adultos se recomienda el cambio entre los 3 y 5 años.

Además de la desactualización estética (habitualmente el párpado más cerrado), se denota la necesidad del recambio porque ya no presenta el mismo confort que cuando es nueva y se suele incrementar la secreción.

La duración y desgaste del material también puede variar de una persona a otra.